Escrito por Tendenzias

Cepillo facial | Qué es, cuál elegir y cómo utilizarlo

En los últimos años, las marcas de belleza han desarrollado pequeñas pero súper poderosas máquinas diseñadas para aportar a esa rutina de cuidado facial un plus más, algo de impulso. Las rutinas diarias de limpieza facial son ampliamente utilizadas por mujeres y hombres en todo el mundo y de diferentes edades. Es importante no olvidar que la cara es una de las partes del cuerpo más expuestas a los ataques externos y que la proliferación de suciedad y bacterias es muy grande.

Qué es el cepillo facial

Como alternativa a las técnicas tradicionales está el cepillo facial, un dispositivo portátil de limpieza profunda diseñado para ayudar a desatascar los poros mientras exfolia las células muertas de la piel de la cara mejor, de una manera potente y eficaz.

Estas herramientas a menudo consisten en un cepillo de cabezal giratorio o pulsante con pequeñas púas vibratórias que limpian suavemente la piel y ayudan a promover una tez brillante y libre de impurezas. Cuando se usan con la frecuencia correcta (es decir, no todos los días), te dejarán con la sensación de haber salido de una clínica de estética. Si bien pueden ser caros al principio, estas herramientas realmente tiene sus beneficios al final.

Qué tipo de cepillo facial usar

Los cepillos faciales son geniales, sin embargo, deben adaptarse correctamente a tu tipo de piel. Una cosa debes de tener clara, los cepillos faciales no sirven para todo tipo de pieles, por mucho que se diga. Si tienes una piel demasiado sensible o reactiva lo mejor es que consultes antes con un buen dermatólogo, el sabrá indicarte mejor que nadie qué solución elegir.

Para tipos de piel normales o mixtos (a menudo tonos más oscuros también) funcionará como un tratamiento estimulante. Para estos tipos de complexión su utilización debe ser más controlada ya que puede producir irritación si se abusa.

La tez seca, sin embargo, puede beneficiarse del uso regular del cepillo facial, al igual que la piel masculina. Los cepillos faciales ayudan ya que las púas pueden realmente penetrar más profundamente en la epidermis que una toallita normal permitiendo una limpieza más profunda.

En el mercado existen un sinfín de opciones y modelos. Marcas como Clinique, Clarisonic, Mary Kay, Foreo Luna o Olay tienen una amplia oferta y con diferentes precios, debes tomarte tu tiempo para estudiar las diferentes opciones antes de comprar uno.

Cómo usar cepillo facial

En términos de uso, el primer paso es lavar la cara, ya sea con un suave lavado o con una espuma limpiadora que debe ser aplicada con las manos húmedas sobre la piel, masajeando a fondo pero de manera suave.

Acto seguido puedes utilizar el cepillo, haciendo pequeños movimientos circulares de elevación con una presión media. Puede incluir el área del cuello cuando haces la limpieza (utilizarlo en otras áreas del cuerpo es altamente desaconsejado). No dediques más de tres a cuatro minutos a la limpieza (el área de los ojos debe ser evitada ya que la piel es demasiado fina y delicada).

Lo bueno de los cepillos de limpieza facial es que hacen el trabajo de exfoliación, por lo que no es necesario invertir en productos exfoliantes adicionales. Es importante saber que estos cepillos no funciona bien con cremas limpiadoras o lociones, utiliza siempre un producto espumoso. También es importante quitar todos los rastros de la limpieza después de cepillar, así que puedes necesitar también una tela de muselina para quitar el exceso de residuo.

Es clave para hidratar y proteger la piel contar con una buena crema post-cepillado, ya que de vez en cuando los cepillos pueden quitar los aceites naturales de la piel. Lo mismo se aplica al acné o pieles congestionadas, una piel demasiado deshidratada producirá más aceite y sebo para compensar. Todo es cuestión de equilibrio.

En general, los cepillos faciales no deben ser utilizados como una herramienta integral para el régimen de belleza femenina. Un buen masaje con un limpiador espumoso, quitado con un paño húmedo caliente, será suficiente para una rutina diária.

Consejos para usar cepillo facial

Los cepillos faciales han llevado nuestro régimen de limpieza facial diario al siguiente nivel. En el mercado ya hay versiones para pieles sensibles, pieles grasas, los que ayudan a la hidratación y accesorios extra-exfoliantes, es importante que elijas el que mejor se adapte a tu tipo de piel.

A la hora de invertir en un cepillo facial te recomendamos que te decantes por lo que tienen la cabezal extraíble y suave. Una cabeza más áspera de lo normal puede irritarte o inflamarte la piel.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Tener una buena crema hidratante es fundamental. Las primeras veces que se utiliza un cepillo facial puede surgir pequeñas manchas o granos, es algo normal. La piel también puede empezar a escampar ya que las células muertas de la piel se eliminan, esto no significa que esté seca. Una buena crema evitará la sequedad y la mantendrá hidratada, sin embargo, si ves que los efectos se mantienen lo mejor es que dejes de utilizar el cepillo durante unos días.

Este aparato puede incorporarse a tu rutina de limpieza facial sin problema. Si quieres conseguir mejores resultados,  lo ideal es que lo utilices por la noche y no más de 2 o 3 veces a la semana. Usarlo demasiado a menudo puede descomponer la barrera de la piel, eliminando el sebo natural. Tampoco quieres eso. La cabeza exfoliante debe ser utilizada una vez por semana para eliminar las células muertas de la piel.

Otro punto fundamental es limpiar tu cepillo correctamente. Puedes hacerlo simplemente metiendolo bajo el agua para quitar la suciedad o residuos de maquillaje, lo que podría conducir a manchas o brotes. Un lavado desinfectante a base de alcohol suave también podría ser una buena opción cada pocas semanas para eliminar cualquier residuo de bacterias.

ModaEllas.com

Newsletter