Escrito por

Un tratamiento de fertilidad confiable y seguro

Para quienes desean concebir y no lo logran, renunciar a vivir la dulce experiencia de tener un hijo no es algo imposible, sobretodo hoy en día. Porque la medicina ha avanzado a pasos agigantados y ha hecho posible que se pueda elegir no entre un tratamiento de fertilidad sino en varias opciones, que son confiables y seguras y que responden a necesidades específicas.

Causas-de-infertilidad modaellas

Un tratamiento de fertilidad muy  conocido, es el denominado Inseminación Artificial, mismo que  revolucionó el mundo de la genética al usarse por primera vez y que hoy en día, ya ha sido utilizado por millones de parejas que pueden disfrutar de un hijo. Este método  consiste en la preparación de una muestra de semen en laboratorio que luego se coloca en el útero y que busca que aumente el potencial de los espermatozoides  y con ello la fecundación del óvulo. Esto permite que óvulo y semen se unan más rápidamente.

Se considera también a la Fecundación in Vitro, una de las formas más fáciles de lograr concebir, porque la unión del óvulo y el espermatozoide se hace en un ambiente de laboratorio, para de esta manera poder lograr los embriones ya fecundados que se colocan en el útero a través una inyección denominada Intracitoplasmática de Espermatozoides o la técnica de FIV convencional.

Muchas mujeres desean concebir pero no logran hacer realidad  convertirse en madres. Y sin embargo, no deben renunciar a ello porque pueden recurrir al tratamiento de fertilidad conocido como ovodonación, que es una técnica que permite aprovechar los óvulos de una donante y unirlos a los espermatozoides de la pareja. Así se logra obtener embriones que se colocan en el útero de la receptora y se logra el ansiado embarazo.

Hoy en día muchas más mujeres tienen una vida profesional que les impide asumir la maternidad pero que tampoco quieren renunciar a ella. O bien se da el caso de que sufran alguna enfermedad como el cáncer que les obligue a postergar para el futuro tener un hijo. Ella puede recurrir a la llamada vitrificación de ovocitos, con lo que se preserva la fertilidad asegurando que la mujer ya sea por su edad o por condiciones personales o profesionales, puedan disfrutar más delante de la maternidad sin disminuir su capacidad para concebir.

 La vitrificación de ovocitos es una de las técnicas de preservación de la fertilidad que permite posponer la capacidad reproductiva de una mujer el tiempo que se desee, con las mismas posibilidades que en el momento en que se vitrifican los ovocitos.

Cuando el diagnóstico que impide el embarazo es un factor masculino severo, la pareja puede decidirse por la Inyección Intracitoplasmática (ICSI)  que es una técnica que forma parte del  tratamiento de FIV. Con ella se realiza una biopsia testicular en una muestra de semen y se seleccionan los mejores espermatozoides para fecundar los ovocitos.

Cuando  la pareja se enfrenta a la necesidad de recurrir a un tratamiento debido a uno u otro diagnóstico, no debe pensar en un tortuoso camino de exámenes y pruebas, todo lo contrario, hoy en día puede disfrutar de varias opciones de tratamientos que se realizan con total comodidad y confiabilidad, para poder concebir.

ModaEllas.com

Newsletter