Permanente rizada y ondulada para el pelo: Tipos y Fotos

Parece que la permanente rizada y ondulada se está convirtiendo en auténtica tendencia en los últimos meses, ganando cada vez un mayor número de adeptas en lo que llevamos de año. Pero para este año, parece que nos encontramos ante un enfoque algo más suave, y sobre todo muchísimo más moderno de la onda permanente, […]

Parece que la permanente rizada y ondulada se está convirtiendo en auténtica tendencia en los últimos meses, ganando cada vez un mayor número de adeptas en lo que llevamos de año. Pero para este año, parece que nos encontramos ante un enfoque algo más suave, y sobre todo muchísimo más moderno de la onda permanente, que podría pasar a ser una para aquellas mujeres que han estado buscando añadir volumen y movimiento a sus trenzas. Y es que no hay duda que, en realidad, la permanente nunca ha desaparecido por completo, pero es cierto que, al menos en las últimas décadas, entre las tendencias del cabello más conocidas o populares, la permanente ha pasado a ser una de las más polémicas. Se trata, como posiblemente recuerdes, de una técnica que aumentó en popularidad allá por la década de los años 80. Por aquella época simplemente la permanente se encontraba por todas partes. ¿Necesitas ayuda para descubrir algunos ejemplos útiles de permanente rizada y ondulada? Te descubrimos algunos tipos y fotos.

Permanente rizada y ondulada para el pelo

La permanente era una técnica de belleza del cabello que aumentó enormemente su popularidad allá por la década de los años 80, cuando Jennifer Gray la llevó en ‘Dirty Dancing’, o incluso la propia Meg Ryan en ‘Cuando Harry encontró a Sally’. De hecho, es difícil no encontrarse con alguna película popular de la época en donde las protagonistas no llevaran alguna permanente hecha.

Por aquel entonces, las mujeres acudían en masa a los salones de belleza para obtener sus propios rizos. Entre las que, posiblemente, se encontraba nuestra madre o nuestra abuela, especialmente si tenían el cabello naturalmente liso. Pero se trataba de una permanente difícil tanto de manejar como de peinar, especialmente a medida qeue el pelo empezaba a crecer, lo que también suponía el uso de productos químicos agresivos. Así, poco a poco las permanentes fueron cayendo en el olvido, sobre todo por opciones… digamos un poco más naturales.

Al final, como muchas tendencias del cabello, la permanente acabó cayendo en desgracia. Hasta ahora. Y es que parece que las cosas están cambiando, y está llegando a los salones de belleza y las peluquerías un tipo de permanente más moderna. Podríamos mencionar, por ejemplo, a actrices populares como Olivia Munn o Emma Stone, que ya las han llevado en algún momento. Incluso este tipo de peinado llegó a la pasarela de la Semana de la Moda Primavera / Verano 2020 en el popular show de Julien MacDonald.

Permanente ondulada para el cabello

No hay duda que el proceso de la permanente ha sufrido una auténtica transformación en los últimos años. Así, se están usando muchas más técnicas para limitar el daño al cabello, tanto de los productos químicos como del calor necesario para formar los rizos. Y conseguir, a su vez, una apariencia mucho más natural. Hoy en día, de hecho, son posibles las olas de cabello más sueltas y onduladas.

Gracias a ello, el resultado final que se consigue es una ondulación muy suave, ideal para mantener el cabello rizado durante toda la jornada de trabajo, y no solo durante una o dos horas. En lo que se refiere al daño que se pueda hacer al cabello, lo cierto es que los extremos tienden a volverse un poco más secos, y se anudan con mayor facilidad, pero el cabello en general no pierde ningún tipo de brillo.

No te pierdas: Cortes de pelo largo para primavera verano 2020

Algunos consejos clave si piensas hacerte una permanente moderna

  • No es para todas. Aunque hoy en día existen técnicas útiles para permitir que el cabello ligeramente dañado sea un poco más permanente, no se recomienda del todo. Por ejemplo, no es aconsejable realizar una permamente en cabellos muy finos o sin fuerza, demasiado flojos, puesto que no se sujetará a la nueva estructura. Además, es imprescindible que el cabello se encuentre en buenas condiciones, desde la raíz hasta las puntas.
  • Lleva fotografías de ejemplo. Antes de realizarte una permanente, una buena idea es consultar al especialista para verificar si tu cabello es el más adecuado para realizarte el tratamiento, y sobre todo, para discutir el acabado de rizo que deseas.
  • Ten paciencia. Puedes esperar a pasar de tres a cuatro horas en la peluquería, por lo que debes tener bastante paciencia.
  • El cuidado posterior es muy importante. Antes de lavarte el cabello debes esperar al menos 48 horas. De esta forma evitarás arruinar tus rizos. Eso sí, cuando lo hagas, es probable que necesites invertir en una nueva rutina de cuidado del cabello.

También te puede interesar