Qué es una bufanda Snood y cómo utilizarla

Ahora que nos encontramos en pleno otoño, y casi estamos a las puertas de la llegada del invierno, es bueno saber que a día de hoy existen muchos tipos de bufandas. Fundamentalmente existen 6 tipos diferentes (estilos o formas), aunque en los últimos tiempos está convirtiéndose en tendencia la conocida como bufanda Snood, que aunque parece un nombre ciertamente divertido y sugerente para un accesorio de moda, en realidad se caracteriza por ser una bufanda no solo práctica, sino enormemente divertida de utilizar. ¿Qué es y en qué consiste realmente? Y, sobre todo, ¿por qué podría ser interesante hacerte con una para ponertela en este frío invierno? Toma nota, te explicamos todo cuanto necesitas saber sobre ella.

Qué es una bufanda Snood

¿Qué es y en qué consiste una bufanda Snood?

Si tuviéramos que traducir la palabra Snood, básicamente nos encontraríamos ante una redecilla (en su traducción literal al español). Por tanto, guiándonos con esta traducción literal, se trataría de una especie de bufanda con forma de redecilla; una bufanda tubular, muy parecida a una capucha de mayor tamaño, en comparación con las bufandas más tradicionales o clásicas.

Más concretamente, una bufanda Snood es una bufanda de cuello cerrado, la cual en los últimos años se ha puesto muy de moda. Aunque la realidad es que son bastante más antiguas de lo que posiblemente pienses. De hecho, ¿sabías que ya eran muy populares durante la Segunda Guerra Mundial?.

Posiblemente recuerdes algunas viejas fotografías en blanco y negro, películas y anuncios ‘vintage’ de moda en las que se veían redecillas de tela para apartar el cabello de la cara.

Y, llegados a este punto, nos encontramos con uno de los principales usos de esta bufanda. Y es que además de ayudarte positivamente a la hora de reducir el frío y abrigar tu garganta, también es ideal para recoger el cabello en su interior.

Son, en definitiva, bufandas de cuello alto y forma tubular, parecidas a abrigos de cuello alto. Se encuentran disponibles en distintas longitudes, grosores y materiales, como ocurre con cualquier otro tipo de bufanda.

¿Y qué tienen de especial? Aunque en un primer momento parece una bufanda común, cuando la vemos de cerca nos encontramos con que posee una tela extra diseñada para usarse sobre la cabeza, de la misma manera que si se tratara de una capucha.

Cómo usar una bufanda Smood

Cómo usar una bufanda Snood

No hay duda: los accesorios de ropa son siempre una excelente opción de brindar actualizaciones recientes de aquello que ha estado colgado en nuestro armario durante algún tiempo. Y por este motivo han llegado las conocidas como bufandas Snood, las cuales son ideales para añadir una capa de protección a tu cuerpo si necesitas calor adicional, algo único y tremendamente útil cuando vives en una región fría.

Lo cierto es que utilizar una bufanda de este tipo ofrece interesantes ventajas. Por ejemplo, en un día de frío, puede utilizarse como una bufanda infinita para proteger tu cuello del frío que puede existir en el exterior.

Mientras que, cuando comienza a azotar el viento con demasiada fuerza, puedes colocarte el cabello en el interior de la bufanda, lo que te ayudará a que no te moleste tanto. Y si de repente comienza a nevar, no tienes por qué salir corriendo y dirigirte a cualquier tienda o espacio protegido: bastará con ponerte la bufanda sobre la cabeza, y utilizarla de la misma manera que si fuera una capucha. Protegerá, por tanto, tu cabello y tus orejas del clima húmedo y frío, siempre que sea necesario.

Por otro lado, si optas por una bufanda Snood de mayor tamaño, puedes colocarla alrededor del cuello en dos lazos. Ofrecería un aspecto de doble capa, que además aportará un poco más de textura. Y te proporcionará más calor, mientras te ofrece la apariencia de una bonita bufanda doblemente envuelta. Y es algo que queda genial, dado que se ve muy bien con o sin un abrigo de invierno.

En definitiva, las bufandas Snood se convierten en un accesorio de moda muy interesante, ideal para los días fríos de otoño o de invierno. ¿Y sabías que también pueden ser útiles para primavera?. Por ejemplo, puedes usarlos para vestir con tus jeans favoritos, de forma cómoda e informal, o con unas polainas mientras sales a caminar.

También te puede interesar