Trucos para almacenar la ropa y mantener los armarios ordenados

Ordenar nuestro armario y nuestra casa ha pasado a convertirse en una auténtica obra de arte. Incluso en una auténtica filosofía de vida. Tanto, que hoy en día existen hasta manuales y libros en las librerías de especialistas en la obra de la organización y el orden. Sea como fuere, la realidad es que nuestra casa y nuestro armario pueden convertirse en un fiel reflejo de nuestro propio interior. Así, si mantenemos nuestra casa y nuestros armarios debidamente ordenados, posiblemente reflejen que nuestra propia vida interior también lo está. Pero, ¿y cuándo tenemos poco espacio? ¿Cómo podríamos ordenar nuestros armarios de forma cómoda, y sobre todo, efectiva? Aunque no lo creas, en lugar de estresarse, puedes planificarte y organizarte bien, y almacenar la ropa de forma efectiva para mantener, con ellos, los armarios perfectamente ordenados.

Trucos para almacenar la ropa y mantener los armarios ordenados

La organización es la clave

¿Te ves como una persona bastante organizada? Si es así, esto es genial, dado que ya te encuentras un paso más cerca de tener un armario muchísimo más espacioso y funcional. En caso contrario, no debes de preocuparte. Sin embargo, sí tienes que tener en cuenta algo fundamental: las claves para mantener viable tu espacio es mantenerlo lo más organizado posible.

Por tanto, debido a esta necesidad casi imperiosa, lo ideal es intentar entrenarse lentamente para ser mejor tanto en la limpieza como en la organización.

La razón por la que los diferentes espacios pequeños deben organizarse adecuadamente, y tanto como sea posible, es verdaderamente simple: si tienes un área grande, puedes ser un poco desordenada y no se notará tanto; pero no sucederá lo mismo con un espacio pequeño. Y no importa si se trata de un dormitorio, un estante o un armario. Quizá ya hayas descubierto que, cuanto más pequeño sea, más fáciles te resultará desordenarlo, y verlo desordenado.

Además, debes tener en consideración otra idea fundamental: es importantísimo volver a colocar las cosas en su lugar, a donde pertenecen. Evita tener ropa u otros artículos en el suelo o en el estante de un armario con la vaga promesa de que volverás luego a colocarlo. Si lo haces así acabarás por acumular rápidamente una enorme cantidad de ropa, y te hará sentir abrumada y desorganizada.

Empezando por el principio: entrenarte para ser organizada

La mejor forma de aprender cualquier nueva habilidad es hacer de la práctica un hábito. Este hecho es también cierto en el tema que nos ocupa: la organización. Por tanto, lo mejor es intentar hacer que la organización sea una parte diaria de nuestra rutina, escogiendo para ello aquellos momentos del día donde sí puede ajustarse naturalmente.

Quizá todas las mañanas antes de salir al trabajo. O hacerlo todas las noches antes de irnos a la cama. O, bien, también puedes intentar hacerlo todos los días antes o después de la ducha, a la vez que tienes que recoger la ropa que te has quitado.

También debes proporcionar un hogar para todo. Es decir, devolver cada artículo a su hogar apropiado, siempre que, claro está, todo tenga su lugar. Además, también puedes experimentar. Por ejemplo, cambiar las cosas de sitio, intentar una nueva reorganización… La clave, como todo, está en empezar.

Consejos para ordenar ropa

Algunos consejos útiles que te serán de gran ayuda

1. Utiliza una varilla extensora (útil para duplicar nuestro espacio para colgar)

Quizá puede ocurrir que tengas demasiadas prendas de ropa colgadas y no tengas suficiente espacio en la barra del armario para seguir colgando más. Por suerte, nos encontramos ante una solución tremendamente fácil, siempre, claro está, que tengas una buena cantidad de espacio vertical en tu armario.

Si es así, solo tendrás que comprar una barra extensora adiciona, y colocarla en el armario conectándola a la otra barra. De repente, tendrás el doble de área para poder colgar tu ropa.

2. Invierte en un perchero de pie con ruedas

Siendo realistas, es bastante probable que a estas alturas ya tengas demasiadas prendas de ropa colgadas en el armario. Si es así, y todavía tienes demasiadas prendas por colgar, no hay duda que la mejor opción es invertir en un perchero de pie con ruedas, que destaca no solo por ofrecerte más espacio para colgar, sino por ser perfectamente portátil.

Pero si te preocupa su diseño, y que este elemento se vea fuera de lugar, ¿por qué no tratarlo como una parte más de la decoración? Por ejemplo puedes coordinar los colores de los diferentes elementos que cuelgan del perchero para que coincidan con el resto de la habitación, o bien proporcionar un toque de color en un espacio algo más neutral.

Young beautiful stylist showing her wardrobe in living room

3. Organiza tus estantes con divisores

Con algunos separadores de estantes o divisores podrás dividir tus estantes en unidades más pequeñas, ideal para almacenar diferentes prendas, accesorios y otros elementos que habitualmente guardarías en el armario.

Esto te ofrecerá una ventaja añadida. Y es que al dividir tus estantes en “compartimentos” mucho más pequeños, puedes hacer que sea más fácil ver dónde se encuentran las cosas individualmente.

También te puede interesar