Cómo hacer Champú sólido casero con ingredientes fáciles de tener

El champú sólido no solo es perfecto para viajeros sino que está lleno de beneficios y ventajas y por ello cada vez son más las personas que deciden utilizarlo en el día a día, no solo para llevarlo cuando se van de vacaciones. Nosotros te explicamos a continuación, cómo hacer Champú sólido casero con ingredientes […]

El champú sólido no solo es perfecto para viajeros sino que está lleno de beneficios y ventajas y por ello cada vez son más las personas que deciden utilizarlo en el día a día, no solo para llevarlo cuando se van de vacaciones. Nosotros te explicamos a continuación, cómo hacer Champú sólido casero con ingredientes fáciles de tener.

Cómo hacer Champú sólido casero con ingredientes fáciles de tener

El champú sólido ahorra espacio, pero también ahorra envases, no contiene conservantes y se puede utilizar para un mayor número de lavados en comparación con el líquido. Para usarlo tan solo debes utilizarlo como un jabón de manos normal. Hay que disolverlo un poco sobre las manos mojadas (sin exagerar), luego aplicarlo sobre el cabello mojado y enjabonarlo como de costumbre. Luego enjuaga con agua.

El champú sólido , que puedes preparar en casa, no ataca el cabello porque se utilizan tensioactivos obtenidos de aceites vegetales como por ejemplo el aceite de coco que ofrecen un pH más adecuado, alrededor de 5,5.

Por tanto, el champú tiene una acción emulsionante y limpiadora, permitiendo que el sebo se disperse en agua. Por lo tanto, el cabello se limpia de polvo, sudor, caspa, etc.

El champú (sólido, en polvo o líquido no importa) limpia sin secar el cabello. Preparándolo en casa puedes agregar tus ingredientes naturales favoritos para nutrir tu cabello, lo mismo ocurre con los distintos aceites.

Además, para colorearlo o perfumarlo de manera similar a las barras de jabón, puedes agregar fragancias o tintes naturales.

Pasos para hacer un champú sólido en casa

Preparar el champú en casa te permite crear algo ecológico y hermoso para regalar a amigos y familiares.

¡También es la mejor forma de comprobar los ingredientes! Desafortunadamente existen varios champús con mala formulación, lo que resulta en una acción agresiva y nociva.

Para hacerlo, lo primero que debes hacer es comprar los ingredientes. Necesitas:

  • aceite de coco (30 cl) por su textura y alto poder de lavado
  • aceite de oliva (30 cl)
  • aceite de ricino (20 cl) 
  • aceite de palma (30cl).
  • También se necesitan agua destilada y sosa cáustica en las respectivas dosis de 35 cl y 15 cl. Ahora solo tienes que elegir los aceites esenciales que prefieras para que quede bellamente perfumado.

Equípate con todas las herramientas de protección, como gafas y guantes. La sosa cáustica debe manipularse con cuidado, debe protegerse la piel, ojos y sistema respiratorio con mascarillas adecuadas. Pon el agua en un bol y agrega lentamente la sosa cáustica.

Cuando haga mucho calor y reaccionen déjalo enfriar. Mientras tanto, mezcla los aceites y caliéntalos. Cuando ellos también hayan alcanzado la misma temperatura, agrega el agua y la sosa cáustica a los aceites durante 10 minutos con la batidora de mano. Termina agregando los aceites perfumados.

Pon el producto en los moldes y tápalos, déjalos así por 24 horas. Retira el champú de los moldes y déjelo en un lugar ventilado durante un mes antes de usarlo. Si quieres darle un color particular a tu champú sólido, quizás en vista de algún regalo, puedes comprar tintes naturales.

Puede reemplazar el aceite de oliva con muchos otros productos, puede decidir utilizar, por ejemplo, aceite de argán o aceite de neem.

También te puede interesar