Cómo quitar el esmalte de gel de las uñas sin destruirlas

Eliminar de forma completamente segura el esmalte de gel de larga duración del las uñas sin sacrificar su salud es perfectamente posible y viable, solo es necesario conocer cómo puedes hacerlo, no solo fácilmente, sino sobre todo de manera completamente segura. Es un tipo de manicura especial conocidas como uñas de gel, y consisten en un producto mitad esmalte de uñas común y mitad gel, y por lo general, se aplica con dos capas de color y una capa superior. A su vez, entre cada capa, el color es tratado y se pone el esmalte poniendo las uñas bajo una luz UV especial. Y consiste, básicamente, en una especie de esmalte semipermanente, motivo por el cual es tremendamente bien valorado entre muchas mujeres. Pero, precisamente, por este motivo tiende a ser común que su eliminación sea a veces complicada. ¿Cómo hacerlo de forma fácil y sencilla, sin poner en riesgo la salud de las uñas?.

Cómo quitar el esmalte de gel de las uñas sin destruirlas

Como manifiestan muchos expertos, las uñas de gel tienden a durar hasta un período máximo de 3 semanas, lo que significa que puedes disfrutar de una manicura casi perfecta durante un período aproximado de 21 días, lo que casi sin ninguna duda es de agradecer. Sin embargo, a la hora de querer retirarlas puede convertirse en un serio problema para la salud de las uñas.

¿Por qué? Muy sencillo: al retirarla se lima la capa superior y luego las uñas son sumergidas en acetona, lo que puede afectar de forma negativa la salud de las uñas originales. De ahí que siempre se aconseje acudir a un salón de belleza para que las uñas de gel puedan ser disueltas por un profesional, de forma óptima y segura. Y es que el resultado de hacerlo mal en casa puede ser evidente: las uñas pueden volverse débiles, descamadas y quebradizas.

El problema, lejos de lo que pudieras pensar en un primer momento, no lo encontramos en el propio esmalte en sí (esto es, en el material utilizado para la manicura, y que conforma finalmente las uñas de gel), sino en el método de eliminación que se podría seguir en casa.

Y es que para retirarlas de manera efectiva es preciso remojar las uñas en acetona y luego usar herramientas para quitar físicamente el esmalte de las uñas, lo que puede convertirse en un proceso duro y potencialmente dañino.

De esta manera, cuando se produce un raspado agresivo con alguna herramienta de metal o madera (habitualmente usadas para la eliminación del esmalte de gel), el proceso también tiende a afectar a la placa de la uña en sí, lo que puede ocasionar un adelgazamiento significativo de la misma. Así, si se daña la matriz, el área de la uña debajo de la cutícula, aparecerán manchas blancas, incómodas crestas y otras irregularidades en la superficie, a las que deberás enfrentarte en un futuro no muy lejano, a medida que éstas crecen.

Consejos útiles para retirar el esmalte de gel de las uñas de forma segura

Tómate tu tiempo

Tanto la paciencia como el tiempo son esenciales durante el proceso. De acuerdo a los expertos en belleza, debes tomarte un mínimo de 30 minutos para eliminar el esmalte de uñas de gel correctamente. ¿Lo mejor? Sentarte y relajarte, ya que en caso de hacerlo con prisas, puedes aumentar las probabilidades de dañarte las uñas, respando el esmalte, en lugar de esperar a que la acetona lo empape correctamente.

Consejos para eliminar el esmalte de uñas

Recorta las uñas

Aunque puedas pensar lo contrario, cuanto más cortas sean las uñas, muchísimo más fácil será retirar el esmalte de las uñas en gel. Esta manicura es ciertamente difícil de eliminar en la zona de la uña más alejado de los dedos, dado que no existe calor corporal que ayude en el proceso de eliminación.

Por tanto, lo más adecuado es intentar recortar la mayor parte posible de la parte blanca de las uñas, para no tener que luchar con retirar el esmalte de las zonas más rebeldes.

Retira la capa superior

Debes retirar con cuidado la capa superior de la manicura para romper el “sello”. Puedes empezar por unas limas de uñas de grano 100 / 180, desgastando así la capa más brillante. Sin embargo, si tienes varias capas de capa superior puedes usar el lado de grano 100, para poder romper el esmalte más grueso.

Se trata de un paso clave para eliminar el esmalte de gel, ya que brindará la posibilidad de que la acetona pueda penetrar mejor en la laca.

Protege las cutículas

Una de las causas más habituales de daño en las uñas es el compromiso de las cutículas, especialmente cuando la humedad entra en la uña, lo que hará que la nueva uña acabe creciendo con anormalidades.

Es posible ayudar a proteger tus cutículas durante el proceso de eliminación del esmalte en gel cubriendo la zona que rodea las uñas con la ayuda de un aceite especial para cutículas.

También te puede interesar