¿Cómo quitar un chupetón del cuello rápidamente?

Solo basta un minuto para que, apenas después de un momento íntimo con tu pareja, aparezca una marca grande, redonda y morada en el cuello. Es lo que popularmente se conoce como chupetón, y aunque suelen ser un síntoma de algo mucho más íntimo, no necesariamente tiene por qué estar relacionado. De hecho, basta únicamente con hacer el gesto para provocarlo, que inmediatamente y en pocos minutos aparecerá. Básicamente se forman cuando los pequeños vasos sanguíneos, situados debajo de la piel, se rompen, dejando un hematoma notable. Es decir, en realidad el chupetón no es más que un hematoma, el cual puede ser más o menos grande, en función de la presión que se haya producido. Pueden durar de 2 días a 2 semanas. Lo que es normal que te preguntes, ¿qué podrías hacer para quitarlo rápidamente? ¿O, al menos, para disminuirlo o disimularlo?.

Cómo quitar un chupetón del cuello rápidamente

En primer lugar, ¿cuánto tiempo suele durar un chupetón?

Como te comentábamos anteriormente, bastan en realidad unos pocos minutos (incluso unos pocos segundos, nos atreveríamos a decir), y la presión suficiente como para que un molesto e incómodo chupetón -o chupón– haga acto de aparición, habitualmente en la zona del cuello.

De hecho, aunque es cierto que la zona del cuello se convierte en uno de los lugares de aparición más comunes o habituales, la realidad es que pueden llegar a aparecer en cada lugar del cuerpo.

No obstante, a la pregunta de cuánti tiempo tiende a durar un chupetón, en la mayoría de las ocasiones suele durar entre 2 días a 2 semanas aproximadamente, lo que dependerá directamente de la extensión del propio hematoma en sí. Es decir, al tratarse en realidad de un hematoma común, lo habitual es que su duración sea similar a cualquier otro hematoma, o moratón.

¿Qué hacer para disminuirlo rápidamente?

Con la ayuda de una compresa fría

Una compresa fría puede ser de enorme utilidad a la hora de aliviar y disminuir cualquier inflamación, incluyendo además un hematoma o moretón. De hecho, puede ser enormemente útil a la hora de reducir la hinchazón asociada al nuevo moretón.

También es posible sustituir la compresa fría por un paño humedecido con agua fría, una simple cuchara fría, o incluso una compresa de hielo. Eso sí, en caso de utilizar una compresa de hielo o un paño de tela con hielo, la clave está en no excederse, para evitar quemaduras por el hielo innecesarias.

En el caso de compresas frías, lo ideal es aplicarla durante al menos 10 minutos, y hacerlo además varias veces al día (en especial durante los primeros 2 días).

Young boy posing on the house terrace

Luego opta por una compresa tibia

Con el fin de aumentar el flujo sanguíneo en la zona, y acelerar por tanto el proceso de curación, después de dos días durante los cuales habrás utilizado una compresa fría, es hora de aplicar cierto calor.

De hecho, una compresa tibia es especialmente útil a la hora de aumentar la circulación en la zona que se ha magullado, siendo de enorme utilidad para conseguir que el chupetón desaparezca más pronto que tarde.

Así, después de haber estado usando durante dos días las compresas frías, en el tercer día es el momento ideal para sustituirlas por compresas tibias. Es recomendable aplicarlas durante 10 minutos, varias veces al día.

No te pierdas: Las picaduras de insecto, ¿son antiestéticas?

Masaje

Los masajes, además de aliviar el dolor y las contracturas, también ayudan a estimular el flujo sanguíneo en la zona donde son aplicados. Y, como no podría ser menos, frotar con suavidad la zona donde se ha producido el chupetón es de enorme utilidad a acelerar la curación.

Eso sí, hay que tener cuidado: aplicar demasiada tensión podría ejercer el efecto contrario, y acabar provocando que el hematoma empeore.

Por otro lado, si añades aceite esencial de menta al masaje puede ser de una mayor ayuda, dado que estimula el flujo de sangre al área, reduciendo tanto el tamaño como la gravedad del chupetón. Eso sí, es fundamental el uso de aceite esencial.

Estos son algunos de los consejos más sencillos a la hora de conseguir que el chupetón disminuya y se quite de forma un poco más rápida. En cualquier caso, la paciencia suele ser igualmente otra de las soluciones más sencillas.

También te puede interesar