Consejos para cuidar tus uñas y lograr una mejor apariencia

Cuidarse las manos es esencial para tener un buen aspecto. Aunque muchas personas piensan solo en la cara o en el pelo, las manos cada vez toman mayor protagonismo en la manera de comunicarnos. Forman parte de esa comunicación no verbal que implementamos y que hemos magnificado todavía más en el último año al tener que llevar […]

Cuidarse las manos es esencial para tener un buen aspecto. Aunque muchas personas piensan solo en la cara o en el pelo, las manos cada vez toman mayor protagonismo en la manera de comunicarnos. Forman parte de esa comunicación no verbal que implementamos y que hemos magnificado todavía más en el último año al tener que llevar las mascarillas.

Sí. Las manos han sido durante este año y medio nuestra muleta, nuestra sonrisa y parte del espejo de nuestra alma. Utilizar una laca de uñas para embellecerlas es clave también para una percepción positiva de cara a la persona con la que nos comuniquemos.

Las manos, además de ser parte de esa comunicación no verbal que ocupa un amplio porcentaje de lo que decimos o, mejor dicho, de lo que no decimos, también es indicación de nuestra edad, como lo es la cara.

En este artículo intentaremos dar consejos sobre cómo poder mantener, con poco esfuerzo, un buen cuidado, simplemente con cambiar rutinas o hacerlas más conscientes.

El cuidado de las manos y las uñas, fundamental para causar una buena impresión

Así, su cuidado se vuelve fundamental. Así como para la cara y el resto del cuerpo se usan cremas hidratantes, también las manos deben ser hidratadas. Y, no sólo las manos, las uñas también merecen una atención especial ya que forman parte de todo el conjunto y son las que pueden marcar la diferencia.

Seguro que todas conocemos a alguien que tiene las uñas comidas, los dedos casi en carne viva porque se muerden los padrastros o que lleva las uñas amarillentas. ¿Qué impresión da eso? Desde luego ninguna positiva.

Muchas personas se muerden las uñas por puro reflejo, porque lo hicieron siempre y ya apenas lo pueden evitar porque se ha convertido en un acto inconsciente. En cualquier caso, puede ser revertido. El cuidado de las uñas no es solo para unas pocas y todas podemos tener la oportunidad de tener unas manos bonitas.

Trucos y consejos para el cuidado de las uñas

A continuación, planteamos una serie de consejos para mantener unas uñas sanas que se puedan lucir de manera orgullosa.

  1. No te muerdas las uñas. Esta es la primera regla. Como se había dicho con anterioridad, al tratarse de un acto reflejo conviene convertirlo en algo consciente y sustituirlo por otra cosa. Mantener algo entre las manos suele venir bien, como una pelotita antiestrés o el popular fidget cube que se hizo famoso hace unos años. Igualmente existen soluciones en farmacia que se ponen en las uñas y dedos para disuadir. No será cuestión de días, pero si no se intenta nunca se conseguirá.
  2. Utiliza buena laca de uñas. No todos los esmaltes de uñas son iguales, con lo que es importante que compres uno bueno y que no te las malogre. Normalmente se suele aconsejar darse una capa de protección de las uñas que sirva como base y a partir de ahí aplicar el esmalte para que dañe lo menos posible.
  3. No pintes sobre pintado. En muchas ocasiones, en cuanto un par se desconchan, se tira de pintauñas y se vuelve a dar un repaso. Esto es un error, primero por el aspecto descuidado que se percibe y segundo porque no se mantiene y al día siguiente volverán a estar como estaban.
  4. No abuses del esmalte. Está bien que quieras pintarte las uñas, pero también deben transpirar por lo que es importante que una vez que te las hayas quitado, no vuelvas inmediatamente a poner esmalte y deja pasar al menos un par de días para que recobren su naturaleza.
  5. Utiliza un buen quita esmaltes. Igual que se ha dicho con anterioridad acerca del esmalte de uñas que se utiliza, también el que sirve para quitarlo es importante. Normalmente aquellos más fuertes que poseen acetona ayudan a quitar mejor la pintura, pero puede llegar a resecar la cutícula. Por esto, es importante utilizar una fórmula que contenga agentes que hidraten también y no sólo que quiten el color.
  6. Corta y lima bien las uñas. Fortalecer las uñas no es cosa de un día. Mucho tiene que ver la trayectoria que se haya tenido con ellas, pero normalmente cuando se cortan de vez en cuando y se liman con frecuencia las uñas estarán más fortalecidas. En este sentido, no es bueno dejarlas crecer en exceso porque se acaban debilitando.
  7. Protégelas y sécalas bien. Las manos y las uñas también hay que protegerlas. Si friegas con asiduidad o limpias con productos fuertes como lejía o similar, es importante que lleves siempre guantes y que te enjuagues bien las manos y las seques bien después de cada tarea.
  8. Presta atención a tu alimentación. Sí, todo está relacionado y una vez más también la comida. Una alimentación saludable con una dieta rica en antioxidantes y vitamina A y B ayudará a tener una piel mejor, pero también unas uñas mejores. Algunos alimentos pueden ser: zanahorias, cereales, tomates, almendras o nueces.

También te puede interesar