Diferentes tipos de trenzas y cómo hacértelas en casa

Las trenzas son un peinado muy femenino que nunca pasa de moda. Se trata de recogidos sencillos muy favorecedores que otorgan un aspecto naif o sofisticado, en dependencia del tipo que se elija y también del resto del look (vestimenta, complementos). Son vistosas y, aunque algunas personas piensan que son difíciles de hacer, con las […]

Las trenzas son un peinado muy femenino que nunca pasa de moda. Se trata de recogidos sencillos muy favorecedores que otorgan un aspecto naif o sofisticado, en dependencia del tipo que se elija y también del resto del look (vestimenta, complementos). Son vistosas y, aunque algunas personas piensan que son difíciles de hacer, con las guías paso a paso que se encuentran en internet se aprende rápida y fácilmente a hacer todo tipo de trenzas.

Una melena larga es un símbolo de feminidad y otorga una gran versatilidad a la hora de peinarla. Sin embargo, en muchas ocasiones, por falta de tiempo o imaginación, se acaba recogiendo en una coleta. Se trata de una solución rápida, pero nada sofisticada.

Una sencilla forma de llevarlo recogido y conseguir un look mucho más interesante es peinándolo con trenzas. Aunque puedan parecer laboriosas, si se aprenden a hacer los diferentes tipos de trenzado básicos, con un poco de práctica, se conseguirán trenzas perfectas en pocos minutos.

Trenza clásica

Se trata de la trenza más fácil de hacer y es la más común. Tan solo hay que dividir el cabello en tres partes e ir pasando cada mechón de la derecha en medio, y posteriormente el de la izquierda en medio, repitiendo el proceso hasta el final del pelo. Al final, se recoge con una gomilla y se le puede poner un pañuelo, un broche o cualquier otro complemento vistoso, para resaltarla un poco más.

Trenza francesa

Y de la tranza más sencilla a una de las trenzas más complicadas, la trenza francesa o trenza de raíz. Es la base para muchos peinados con trenzas, por lo que bien merece la pena dedicarle un poco de tiempo y aprender a ejecutarla con eficacia.

Para comenzar hay que coger una parte de cabello de la parte superior de la cabeza y comenzar a trenzar, tal y cómo se hace con el diseño más clásico, citado anteriormente. Se trenza dos veces y posteriormente se le van uniendo los mechones sobrantes de un lado y otro hasta llegar a la nuca. A partir de ahí, el resto del cabello se peina al igual que la mencionada trenza clásica.

En este artículo sobre cómo hacer una trenza de raíz se puede ampliar la información, visualizar los excelentes resultados e incluso ver un vídeo explicativo de gran ayuda a la hora de realizar este tipo de peinados.

Trenza holandesa

Se trata de una variedad de la trenza francesa, el procedimiento para llevarla a cabo es exactamente el mismo, con la excepción de que los mechones no se pasan por arriba, sino por debajo. Aunque la diferencia es pequeña en el modo de hacerla, el resultado sí que resulta completamente diferente a la vista, pues se consigue un trenzado mucho más abultado.

Trenza de espiga

La trenza de espiga tiene la particularidad que se realiza utilizando solo dos mechones.  El cabello se divide en dos partes y se toma un mechón pequeño del lado para pasarlo por arriba y así unirlo al mechón izquierdo. Del mismo modo se procederá con el lado izquierdo. Este trenzado queda en forma de gajos y es uno de los más elegantes que puede conseguirse utilizando las trenzas como base. El resultado final también es realmente hermoso y elegante.

Trenzas africanas

Al contrario que las anteriores, este peinado requiere de tiempo, dedicación, esfuerzo y se suele dejar en manos expertas. Se trata de llenar toda la cabeza con pequeñas trenzas. La gran ventaja es que se trata de un peinado que puede durar hasta 6 y 8 semanas. No obstante, no es recomendable llevarlas por más tiempo e incluso sería conveniente no prologarlo tanto si se tiene un pelo frágil, pues podría deteriorarse.

Hay muchos profesionales que se dedican a hacer este tipo de trenzas y es un look que se suele ver con más frecuencia en verano. Las trenzas africanas se hacen mezclando pelo sintético con el propio cabello, enredándolos desde la raíz hasta las puntas. Al tratarse de pelo artificial se puede buscar un tono similar al de la persona interesada o experimentar añadiéndole pelo sintético de colores.

Es un peinado que aguantará durante bastante tiempo, por lo que es sumamente importante dedicarle los cuidados que necesita para que el pelo no sufra en exceso, especialmente si se llevan en verano y se va mucho a la playa o a la piscina. Para lavarlas, se utilizará el champú habitual, pero sin frotar, de hecho, los primeros días es recomendable usar tan solo agua fría. Se recomienda hacerlo en las primeras horas de la mañana para no acostarse con el pelo mojado.

La principal ventaja de las trenzas africanas es que se trata de un peinado que es tendencia en la época estival y, una vez realizadas, permite estar siempre peinada con apenas esfuerzo. Tan solo habrá que retocarlas un poco por la mañana al despertar y listo. Además, se pueden hacer diferentes tipos de peinados con ellas, llevarlas sueltas, recogidas o en cascada.

También te puede interesar