Escrito por teresa

Fast fashion VS Slow Fashion: diferencias, ventajas y desventajas

¿Es necesario llevar los últimos modelos si queremos estar a la moda? Esto es lo que debaten las nuevas tendencias de Fast fashion VS Slow Fashion. ¿No has oído hablar de ellas? Pues te explicamos en qué consisten Fast fashion VS Slow Fashion: diferencias, ventajas y desventajas de cada una de ellas.

Qué es la Fast Fashion

fast-fashion-vs-slow-fashion-diferencias-ventajas-y-desventajas2

Si tienes claro lo que significa comida rápida, esto viene a representar básicamente lo mismo pero en relación al mundo de la moda. La Fast Fashion promueve una “moda rápida”, o lo que es lo mismo, producir grandes cantidades de ropa, en poco tiempo y a bajo coste. Seguramente se te hayan venido a la mente las cadenas de tiendas de ropa asiática que proliferan en nuestro país en estos últimos años. Son prendas baratas y a la moda, pero de muy mala calidad y  que se estropea rápido durando muy poco tiempo.

No necesariamente la Fast Fashion se reduce a este tipo de comercio, hay muchos que ya venden trabajan de este modo y es que la tentación de producir a bajo coste enriquece a las firmas fomentado por el afán consumista de la sociedad que no se resiste a la ropa barata y moderna aunque sea de calidad baja. Sin embargo, la Fast Fashion no solo perjudica al bolsillo del consumidor, sino también al medioambiente, pues la ropa es un bien que no se desintegra ni desaparece, sino que se acumula en los vertederos y se ha convertido en un grave problema para la salud del planeta.

Comercios asiáticos aparte, hay marcas archiconocidas que trabajan la Fast Fashion, y entre ellas nos encontramos a Zara, Bershka, H&M, Topshop o Forever 21, todas ellas super admiradas en todo el mundo.

fast-fashion-vs-slow-fashion-diferencias-ventajas-y-desventajas3

Conoce las tendencias para este invierno:

Aparte, la Fast Fashion tiene otros inconvenientes que vemos más adelante, aunque lógicamente, también podemos encontrar en ella algunas ventajas.

Ventajas de la Fast Fashion

Comenzaremos por la cara más amable de la Fast Fashion, pues esta tendencia también tiene sus puntos, en especial, para aquellas personas que adoran llenar sus armarios de ropa nueva sin gastar demasiado dinero. Nos permite comprar ropa muy actual, las prendas de moda y de temporada, con menos dinero del que sería posible si se estuviera empleando materia prima de calidad y trabajando a buen ritmo por profesionales de la moda y la costura.

Desventajas de la Fast Fashion

fast-fashion-vs-slow-fashion-diferencias-ventajas-y-desventajas4

¿Merece la pena todo por comprar ropa barata? Vamos a contarte las desventajas de la Fast Fashion y ya decides tú misma. El primer inconveniente de la moda rápida es que las prendas son de bajísima calidad, pero tan mala es que, promedio, apenas dura unos seis lavados. E incluso puede que a la segunda vez que lo laves se te estropee. Teniendo en cuenta esto, el ahorro que has hecho con tu compra no lo es tanto.

Por otro lado, ten en cuenta que se trata de ropa plagiada a los grandes diseñadores, es decir, una mala imitación que, además, perjudica a los profesionales y al ecosistema. Estas prendas están confeccionadas por trabajadores que trabajan en condiciones muy precarias, con lo cual, estamos ayudando a que el paro aumente y que las condiciones del trabajador sean cada vez peores, perjudicando a su vez al pequeño comercio.

Aparte, para fabricar la ropa a bajo coste, se usan materiales de baja calidad que no solo hace que las prendas se estropeen, sino que además contamina. Primero es contaminante porque producir ropa ya lo es, tan solo por el hecho de tener que usar grandes cantidades de agua, así como tintes y productos químicos que son dañinos para el medioambiente. Y también porque cuanto más ropa se vende, más ropa es luego tirada y generando desperdicios.

Qué es la Slow Fashion

fast-fashion-vs-slow-fashion-diferencias-ventajas-y-desventajas5

Si hemos que la Fast Fashion promueve la producción en masa y con rapidez de ropa de mala calidad, en contrapunto tenemos la Slow Fashion. Tal y como su nombre indica, lo que promueve esta tendencia es justo lo contrario que su contrincante, pues se trata de fabricar prendas de alta calidad y de elaborarlas de manera artesana. Las prendas son más exclusivas y se respeta más al trabajador. Son prendas que tienen una calidad mucho más elevada y, con ello, duran más. Eso sí, también son más caras.

Ventajas de la Slow Fashion

La moda sostenible que promueve la Slow Fashion es más respetuosa con el medioambiente, pues se reduce el consumo de agua y usan tejidos y tintes naturales en lugar de químicos. También respeta al trabajador y beneficia al comercio local o pequeño empresario.

Al consumidor lo beneficia en el sentido de que si bien paga más, sin embargo, obtendrá prendas que también van a durarle mucho más tiempo. Si temes a los precios, sencillamente, espera a las rebajas.

Desventajas de la Slow Fashion

En cuanto a las desventajas de la Slow Fashion tan solo podemos encontrar dos. La primera y principal es que por ella hay que pagar más. Y la segunda es que son prendas que quizás no están tan a la última porque se producen más lentamente, pero sí que son más personalizadas y exclusivas.

Diferencias entre Fast y Slow Fashion

fast-fashion-vs-slow-fashion-diferencias-ventajas-y-desventajas6

Las diferencias entre Fast y Slow Fashion ya las venimos analizando a lo largo de este post. Mientras que la primera promueve la fabricación de prendas en masa, a bajo coste y de baja calidad, la “moda lenta”, promueve una fabricación más artesanal y sostenible, respetando los derechos del trabajador y usando materiales de calidad. Si quieres calidad, sin duda, lo mejor son prendas Slow Fashion.

Movimiento a favor de la Slow Fashion

Estamos viviendo en una sociedad consumista, es verdad. Pero afortunadamente, en paralelo, hay un sector de la población que ha tomado consciencia de la importancia de trabajar por un modelo de sostenibilidad social y ambiental y que defiende la tendencia Slow Fashion.

Incluso hay comercios que han decidido iniciar medidas para fomentar el consumo responsable, creando iniciativas como la de abrir centros de intercambio de ropa, donde no se compra con dinero, sino que se toman prestadas prendas a cambio de abonar una cuota al mes. De este modo, la ropa no se tira, sino que la usas sin aburrirte de ella y luego la cambias por otra. Renuevas tu armario sin gastar dinero y sin contaminar el medioambiente.

Te puede interesar:

Galería de imágenes Fast fashion VS Slow Fashion: diferencias, ventajas y desventajas:

ModaEllas.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos
Categorías

¿Qué es lo que piensas?