Ventajas e inconvenientes de los champús sin sulfatos

Los mejores champús sin sulfatos parecen haberse convertido en la "salvación" para todas aquellas personas que notan su pelo realmente dañado por el uso de sulfatos y otras sustancias de los champús convencionales, pero ¿son tan buenos como se dice? Os hablamos ahora de todas las ventajas e inconvenientes de los champús sin sulfatos. Tras […]

Los mejores champús sin sulfatos parecen haberse convertido en la «salvación» para todas aquellas personas que notan su pelo realmente dañado por el uso de sulfatos y otras sustancias de los champús convencionales, pero ¿son tan buenos como se dice? Os hablamos ahora de todas las ventajas e inconvenientes de los champús sin sulfatos.

Tras el uso de un champú que tenga sulfatos, es posible que notes como tu pelo aunque siempre limpio, parece mucho más castigado e incluso tiene caspa. Puede que no lo sepas, pero ciertamente los sulfatos pueden ser nocivos para la salud de tu cabello, de modo que quizás es el momento de que te beneficios de las ventajas que tiene los champús sin sulfatos, aunque no queremos dejar de lado sus inconvenientes. Debes de tener claro que hay muchos champús sin sulfatos y es posible que tengas dudas sobre cual es el mejor champú sin sulfatos para ti.

Ventajas de los champús sin sulfatos

Muchas son las ventajas que tienen sin duda, los champús sin sulfatos, aunque las más importantes o destacadas serían las siguientes:

Champu sin sulfatos ventajas y los inconvenientes

Prevención de la eliminación del sebo

Nuestra piel y cuero cabelludo tienen una capa aceitosa natural llamada sebo, el uso de champús sin sulfato puede proteger su piel de la pérdida de sebo. Estos champús son además especialmente indicados para quienes tienen piel seca.

No irritan el cuero cabelludo y no producen eczema

Debido a que el champú sin sulfato no le quita al cabello sus aceites naturales, no irrita el cuero cabelludo y rara vez causa alergias. Algunas personas pueden experimentar eczema o incluso caspa al usar un champú con sulfato debido al efecto rebote en la producción de grasa, al eliminar del cabello y el cuero cabelludo los aceites naturales del cuero cabelludo.

Limpian mejor el cabello

Los sulfatos también pueden dejar una película no deseada, por lo que el champú sin sulfato es una alternativa más limpia y natural.

Retienen eficientemente la humedad

Se necesita humedad en el cabello para evitar problemas como puntas abiertas y roturas. Los champús con sulfatos eliminan la humedad de las fibras capilares, haciendo que se vuelvan opacas y rizadas. Por otro lado, los champús para el pelo sin sulfato ayudan a retener la humedad natural del cabello.

Evitan el encrespamiento

Muchos champús sin sulfato contienen múltiples aceites naturales, por lo que pueden suavizar cualquier encrespamiento no deseado que podamos tener debido al uso de algún champú con sulfatos abrasivos y aceitosos. Esto es particularmente útil para domesticar los efectos no deseados de la humedad del verano o el cabello seco que experimentamos en el invierno debido al uso de la calefacción o también como no, por culpa del secador y la plancha.

Sirven para cabellos teñidos

Los champús sin sulfatos son excelentes para el cabello teñido porque no rasgan la capa más externa del cabello. Si cambias a este cuidado del cabello, puede estar seguro de que el pelo teñido te durará mucho más tiempo.

Conservan los tratamientos de queratina

Lo mismo puede decirse si nos hemos hecho un tratamiento de queratina en el pelo. Los champús clarificantes y sin sulfato son siempre una opción más delicada que no cancelará nuestra preciosa y costosa rutina capilar.

Benefician el alisado o el rizado del cabello

Si te gusta alisar o rizar tu cabello, puedes hacerlo con más frecuencia si empleas champús sin sulfato ya que el cabello será más fácil de «dominar». Ver también Cómo usar champús sin sulfatos

Son seguros para el medio ambiente

Los champús y acondicionadores sin sulfato son seguros para el medio ambiente. Gracias a sus ingredientes a base de plantas, no contaminan de modo que además de beneficiar tu cabello, también cuidan del planeta.

Son buenos para el cabello sensible

Los champús sin sulfatos son especialmente indicados y recomendables para las personas que tienen un cabello o cuero cabelludo sensible. Los champús para el cabello sin SLS (sulfatos) no irritan el cuero cabelludo y reducen la inflamación que puede producirse al usar sulfatos, de manera que si notas mucha sensibilidad en la piel, son quizás la mejor opción.

No pican en los ojos

Los champús sin sulfato de sodio no causan ningún tipo de irritación en los ojos en comparación con los champús de cabello tradicionales, en caso de que nos caiga una gota por error.

Son adecuados para todo tipo de cabello

Además de ser recomendados para personas con cabello o cuero cabelludo sensible, los champús sin sulfatos son apropiados para usar en todo tipo de cabello, sin importar si están rizados, lisos o con color.

Te evitan tener que usar productos químicos

Los champús sin sulfatos te ayudan a evitar la exposición a largo plazo a compuestos químicos que en determinados casos (o productos) pueden llegar a ser incluso tóxicos.

Inconvenientes de los champús sin sulfatos

Tras ver cuáles son las ventajas que tienen los champús sin sulfatos, podemos enumerar algunos de sus inconvenientes, aunque no son realmente inconvenientes si no aspectos que debes saber antes de usarlos.

Champu sin sulfatos ventajas inconvenientes

Hacen menos espuma

La mayoría de estos tipos de champú no hacen tanta espuma, por lo que puede resultarte un poco raro si estás acostumbrado a usar champús con mucha espuma, aunque realmente no afecta en la limpieza del cabello. Además, debes saber que ya existen muchas fórmulas de champús sin sulfatos que generan mucha espuma.

Requiere un tiempo para ver resultados

También hay un ligero período de ajuste para el champú sin sulfato, de modo que el cabello puede perder parte de su volumen que los ingredientes de otros champús proporcionan falsamente.

Son más caros

Los ingredientes naturales son más caros que los químicos y es por eso que los champús sin sulfatos son más caros. Aunque las propiedades que tienen y los efectos que generan en nuestro cabello compensan su precio.

También te puede interesar