Escrito por angeles

Cómo hacer una limpieza de cutis profesional en casa: Guía con el paso a paso

La limpieza de cutis es imprescindible para disfrutar de una piel sana y limpia pero ¿Sabes cómo hacer una limpieza de cutis profesional en casa? Os mostramos un paso a paso sencillo y fácil de seguir.

Limpieza cutis

¿Por qué es importante la limpieza de cutis?

La razón por la que es tan importante la limpieza de cutis es para quitar las impurezas que se van acumulando en la piel. Estas impurezas pueden aparecer en forma de puntos negros y granitos, grasa o incluso manchas; a la vez, con una limpieza de cutis vais a poder eliminar las células muertas.

Es importante tener en cuenta que por mucho maquillaje que se utilice eso no quiere decir que el rostro esté limpio. Es más, si hablamos de una piel limpia también requiere hablar de retirar correctamente el maquillaje después de cada uso, además de una buena hidratación.

El resultado final de una limpieza de cutis es conseguir un rostro luminoso, una piel suave y fresca. Con ella sentirás que puedes rejuvenecer la piel y la frecuencia en hacer la limpieza va a variar en función de vuestra piel, se habla de una vez cada dos semanas o una vez al mes.

Generalmente, se suele pensar que las limpiezas de cutis sólo se pueden hacer en un centro profesional, cuando también se puede realizar en casa.

Cómo hacer una limpieza de cutis

Una limpieza de cutis casera es una opción sensacional para disfrutar de una piel bonita y radiante, sólo tenéis que seguir siete pasos para lograr un buen resultado.

Limpia tu rostro con agua y jabón

Podéis encontrar una gran variedad de productos en vuestra tienda de cosmética favorita, pudiendo optar por leches limpiadoras. En nuestro caso, si queréis buscar algo completamente natural y sin añadidos extras, os proponemos que os lavéis la cara con un jabón neutro.

Los jabones neutros son una opción sensacional porque os van a permitir eliminar la suciedad del día a día o el maquillaje, sin necesidad de usar desmaquilladores. Para quitaros el maquillaje sólo tenéis que humedecer un disco de algodón con un poco de jabón neutro e ir retirando el maquillaje.

Aplica vapor para abrir los poros de tu rostro

Abrir los poros es uno de los pasos imprescindibles para conseguir una limpieza más profunda del rostro. Para ello, sólo tenéis que poner agua a hervir en una cacerola y una vez que llegue a alta temperatura, paráis el fuego. Coloca tu rostro encima de la cacerola, sin necesidad de estar excesivamente cerca de la misma, y pon una toalla sobre tu cabeza para focalizar el vapor.

Podéis potenciar el efecto del vapor incluyendo algún aceite esencial.

Exfolia la piel

Exfoliar la piel os ayudará a eliminar las células muertas fácilmente, además de profundizar la eliminación de otros aspectos como los puntos negros o los granitos.

Para poder llevarlo a cabo podéis utilizar algún producto exfoliante o simplemente podéis utilizar una mezcla de agua con jabón y azúcar. Después, lo aplicáis sobre la piel suavemente y en forma circular, potenciando la intensidad de la presión en las zonas más prolíferas como la barbilla, la nariz o la frente.

Extraer puntos negros y granitos

Una vez que ya has dado todos estos pasos es el momento de extraer los puntos negros y los granitos.

En este paso es fundamental ser cuidadoso y muy limpio, utilizando algodones o gasas con las que presionar la piel con una suave presión que permita ir extrayendo las impurezas y no utilizar los dedos directamente, ni las uñas, por más que os hayáis lavado bien las manos. Si en algún momento veis que no sale un punto negro o un granito, no os paséis apretando y dejadlo estar para evitar que os hagáis sangre o se os infecte o inflame.

Una vez que hayas terminado con la extracción, será el momento de calmar la piel con el agua templada y así ir cerrando también los poros abiertos de la piel.

Hidrata la piel

Llegado el momento, una vez que ya has limpiado la piel, hay que calmarla e hidratarla. Para ello, podéis utilizar mascarillas compradas o aceites vegetales naturales con los que podéis volver a sentir la piel menos tirante.

Una de las opciones disponibles es preparar unas mascarillas caseras con aloe vera, con las cuales puedes conseguir un resultado sensacional además de aportar beneficios extras para tu piel.

Si utilizas una mascarilla o crema demasiado grasa para tu piel, puedes retirar el exceso con un disco de algodón.

Cierra los poros

Para terminar de cerrar los poros podéis utilizar un tónico que compréis o podéis utilizar algodones empapados en té verde para que termine de estar lista la piel.

Limpieza de cutis en función del tipo de piel

Es importante que conozcas cuál es tu tipo de piel para que puedas saber qué tipo de limpieza necesitas hacer, frecuencia y el tipo de crema de hidratante más recomendable.

Una piel grasa va a requerir que hagas una limpieza con mayor frecuencia. Os recomiendo que utilicéis un buen jabón neutro todos los días que os ayude a eliminar la grasa extra, la polución, el maquillaje y un hidratante natural que os ayude a equilibrarla.

Con una piel seca podéis limpiar el rostro una vez al mes y va a ser fundamental que utilicéis una buena crema hidratante, con frecuencia, para mantenerla sana. Al igual, es fundamental que elimines correctamente todo el maquillaje diariamente.

En el caso de que tengas la piel mixta tendrás que mantener una buena limpieza e hidratación, sin excesos en ninguno de los casos pero con cuidado para no dañarla.

En nuestro caso, siempre optamos por usar las mascarillas y las cremas elaboradas con productos cien por cien naturales, ya sean compradas como las que elaboramos nosotras mismas.

Otros artículos de estética que os pueden resultar interesantes para cuidar vuestra piel son:

ModaEllas.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos
Categorías

¿Qué es lo que piensas?