Escrito por blanca

Cómo limpiar los bolsos de tela

¿Tienes bolsos de tela y no sabes cómo se limpian? Los bolsos de tela, sobre todo los que son del tipo «tote bag» son una de las tendencias de moda 2019, junto a los bolsos de trapillo, y aunque muchos de ellos se pueden colocar sin problema dentro de la lavadora, pero puede que por su composición o tipo de tela esto te sea imposible de modo que vamos a explicarte ahora cómo limpiar los bolsos de tela sin que tengas que hacer un estropicio por ello.

Materiales necesarios para limpiar los bolsos de tela

Tener un bolso de tela es algo de lo más normal aunque os penséis que todos los bolsos, o la mayoría de estos son de piel o de cuero, como los modelos de catálogo de Bimba y Lola 2019, si bien cualquiera de nosotras tiene un bolso de tela con el que va a comprar o una mochila también de tela.

Por ello, cuando se manchan no sabemos qué hacer y aunque tenemos que tener muy en cuenta el tipo de tela, es importante además disponer de los materiales adecuados para su limpieza. Son los siguientes:

  • Un paño o trapo limpio
  • Un cepillo de dientes
  • Toallitas húmedas
  • Detergente y amoníaco

Una vez tengas todos los materiales enumerados, ya puedes armarte de paciencia (dependiendo de la mancha te costará más o menos tiempo) y seguir los pasos que te enumeramos a continuación.

Cómo limpiar bolsos de tela paso a paso

Limpiar bolsos de tela es algo realmente fácil. Sigue los pasos como detallamos, y tu bolso quedará como nuevo.

Paso 1

Vacía tu bolso completamente. Recuerda vaciar los bolsillos. Además, cepilla el bolso por completo, tanto por dentro como por fuera de modo que puedas eliminar cualquier resto de polvo.

Paso 2

A continuación, debes mezclar en un recipiente, agua caliente y un poco de amoníaco. Una vez hayas mezclado estos dos ingredientes, deberás añadir unas cuantas gotas de detergente (te servirá cualquier detergente para fregar platos).

Remueve bien hasta mezclar los tres ingredientes. Coge un paño o trapo limpio y lo sumerges dentro de la mezcla.

Paso 3

Lleva el paño hasta el bolso y comienza a limpiarlo todo, fijándote de manera especial en las partes en las que hayan manchas. Debes frotar con ligereza sobre la tela y algo más de fuerza cuando veas una mancha. En el caso de que las manchas no salgan a la primera, puedes añadir un poco más de detergente sobre esta.

En aquellas manchas que sean más difíciles, directamente te aconsejamos que apliques la mezcla, un poco más detergente y que frotes con la ayuda de un cepillo de dientes.

Paso 4

Una vez hayas finalizado con la limpieza de tu bolso, tendremos que coger otro trapo limpio, lo mojamos en la mezcla, escurrimos y vamos aclarando las zonas de todas y cada una de las manchas que acabamos de limpiar.

Paso 5

El último paso consistirá en dejar secar el bolso al aire, pero evita que se quede a la luz del sol, por si acaso la tela sufre algún desperfecto por ello o tal vez, pierde algo de color.

Por otro lado tenemos que procurar no secar el bolso con el secador del pelo. Puede que la opción sea más rápida, pero lo cierto es que el calor del secador podría acabar estropeando la tela.

Trucos y consejos para mantener tus bolsos de tela

Con la guía de pasos que os acabamos de enumerar os será fácil limpiar cualquier bolso, bolsa o mochila de tela, pero además puedes también aplicar algunos de estos trucos y consejos para que estos se mantengan como nuevos durante más tiempo.

Lo primero de todo será recordar siempre que los principales enemigos de la tela son la humedad y la luz directa, así como, por supuesto, los químicos agresivos:

Evita la luz directa sobre la tela

Como sucede con los bolsos de cuero, los de tela, deben estar también protegidos del sol. De hecho, debes tener cuidado de no dejar tu bolso de tela expuesto a la luz solar directa durante demasiado tiempo: puede sufrir cambios de color, que no se pueden remediar, ya que no van a ser una mancha, sino un «desvanecimiento».

Siempre que te sientes en un sitio al exterior (cómo por ejemplo comer en una terraza, evita que el sol caliente demasiado la tela), y tampoco salgas con tu mochila bajo el sol demasiado tiempo.

Evita mojar la tela

Evite mojar la tela (especialmente si es de seda) y, si tienes que salir mientras llueve, asegúrate de que el bolso haya sido tratado previamente con productos repelentes al agua (que se venden en tiendas especializadas).

En caso de que no tenga repelente alguno, procura secar cuanto antes el bolso cuando se moje. No queremos que se llene de manchas, de modo que cuélgalo en un lugar a la sombra pero donde haya ventilación.

Evita los productos químicos

Este consejo sirve para todos los tipos de bolsos, pero para aquellos de tela aún más: evita poner el bolso en contacto con productos químicos agresivos como disolventes, ácidos y similares, ya que corres el riesgo de arruinarlo de forma irreparable.

Si tu bolso se moja por alguna razón con alguno de estos componentes, recuerda nunca secarla con una fuente de calor (como un secador de pelo o un radiador) y simplemente déjala secar al aire.

Ahora que sabes qué debes mantener alejado de tu amado bolso, es hora de recordarte también que es muy importante saber cómo guardar tu bolso de tela mientras no lo uses.

Guarda tu bolso de tela de manera correcta

Si vas a dejar de usar tu bolso de tela durante un largo período de tiempo, lo puedes guardar en el armario o dentro de una caja durante el tiempo que consideres, pero evita siempre meterlo en bolsas de plástico, ya que es posible que con el tiempo la tela comience a deteriorarse (al no respirar). También será bueno que guardes el bolso con hojas de periódico arrugadas dentro para que nunca pierda su forma (si es que tiene alguna forma en especial) o colgados de una percha, y nunca doblados (en el caso de las bolsas de la compra), ya que cuando los vuelvas a usar te costará quitarles la marca de las dobleces.

ModaEllas.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos
Categorías

¿Qué es lo que piensas?