5 trucos y alternativas para evitar comprar en tiedas de fast fashion

El gusto por llevar un estilo de vida sostenible no solo ha llegado al sector de la alimentación, de la cosmética o de los muebles y complementos sino también, como no podía ser de otra forma, al sector de la moda. Se defiende la slow-fashion frente a las formas de producir prendas de vestir de […]
ModaEllas.com

El gusto por llevar un estilo de vida sostenible no solo ha llegado al sector de la alimentación, de la cosmética o de los muebles y complementos sino también, como no podía ser de otra forma, al sector de la moda. Se defiende la slow-fashion frente a las formas de producir prendas de vestir de manera rápida y baja calidad. Vamos a ofrecerte 5 trucos y alternativas para evitar comprar en tiendas de fast fashion, porque sabemos que la tentación es grande, pero los beneficios no tanto con la industria textil de bajo coste.

alternativas-tiendas-fast-fashion-istock2

¿Realmente merece la pena comprar mucha cantidad de ropa a precios muy bajos? Hay personas, sobre todo chicas jóvenes, que se apuntan a la moda de usar y tirar, comprando ropa con mucha frecuencia y no usando una prenda más de unas pocas veces. El gasto en ropa es grande, aunque parece un vicio permitido si se trata de vestir bien. Sin embargo, tal vez nos cuesta más decantarnos por comprar ropa que, si bien tiene un coste mayor, también nos ofrece una mayor durabilidad y calidad de lo que compramos.

Antes que nada, lee este post y aprende qué es el Fast fashion y el Slow Fashion:

Al igual que la industria de la comida rápida, comprar siguiendo la fast fashion se asemeja a comer grandes cantidades de comida basura que, a priori resulta muy apetecible, pero que no sabemos ni qué contienen, el mismo problema ha surgido con la moda. Tiendas que venden ropa muy barata, moderna y tal vez con diseños atractivos, pero que apenas duran unos cuantos lavados y que tampoco sabemos si los productos que han sido usados en su confección son seguros para la salud y para el medio ambiente.

Aprende a guardar tu ropa en los armarios:

Para que seas consciente de la realidad te diremos que toda esta ropa que compras a bajo coste, y lo sabes bien, se estropea con mucha facilidad, de modo que no vas usarla más allá de una temporada, y esto si es que te dure. Mientras que si compras prendas de calidad, podrás llenar tus armarios no solo por un año, sino por muchos más. Y además, entérate: la moda siempre vuelve, así que no tengas miedo a vestir desfasada.

Incluso es posible que sufras de alergia a la ropa, o más bien a sus tejidos, tintes y compuestos y ni siquiera lo sospeches. Porque a menudo, estas prendas están elaboradas con materias primas de dudosa calidad y que ni siquiera siguen los controles sanitarios.

Pero hay alternativas a comprar ropa en tiendas fast fashion y estamos seguras de que con unos cuantos trucos hasta le vas a coger gusto a eso de vestir al estilo slow fashion. Veamos 5 de estas propuestas.

Sé exigente con tu ropa

No compres ropa porque esté barata, porque te vendan que está en rebajas o que son prendas a la moda. Tampoco te dejes arrastrar por la publicidad ni por el gusto por parecerte a tal o cual famosa que viste una prenda idéntica.

alternativas-tiendas-fast-fashion-istock3

Ten criterio y busca tiendas y marcas que en verdad estén comprometidas con la labor que hacen y que trabajen de manera sostenible. Al tiempo que contribuyes a conservar el ecosistema, estarás apoyando un negocio que lucha por ofrecerte productos de calidad y seguros, sin olvidarnos que estarás apostando por tu salud y por tu bolsillo.

Más consejos sobre ropa:

Comprar en una slow fashion no significa renunciar a la moda, ni tampoco a las tendencias, sino buscar que la ropa que estamos comprando haya sido fabricada usando materiales de calidad, elaboradas mediante procesos legales y respetando los recursos humanos y naturales. Y, con todo esto, estarás adquiriendo prendas que van a durarte en buen estado por muchos años. No te conformes con menos.

Recicla la ropa

alternativas-tiendas-fast-fashion-istock6

De toda la vida, hemos heredado ropa de nuestros hermanos mayores, de primos, vecinos y familiares o amigos. No hay nada de malo en reutilizar la ropa que otros ya no usan. Así que prueba a adquirir tu ropa en sitios de ropa de segunda mano, como mercadillos o comercios de segunda oportunidad. Y ofrece tú también aquellas prendas que ya no usas. Ahorrarás dinero, al tiempo que alargas el tiempo útil de prendas que todavía sirven.

Compra en pequeños comercios locales

Por lo general, los pequeños comercios locales trabajan en sus fabricaciones de forma respetuosa y no participan en la explotación de trabajadores que incluso aún están en edad infantil. Muchas grandes marcas, sin embargo, sí que lo hacen.

alternativas-tiendas-fast-fashion-istock4

Seguramente en tu barrio haya una tienda de ropa, que tiene prendas preciosas y, a un precio que ni es tan caro como los de las grandes marcas, ni tan bajo como las tiendas de grandes superficies, pero que sin duda te merecerá la pena la inversión. Además, lo más seguro es que puedas vestir con estilo propio, y que sea más raro que encuentres a alguien con tu misma ropa, salvo que viva en tu propio barrio.

Moda orgánica certificada y fabricación ética

Hay empresas que demuestran que trabajan bajo criterios sostenibles y éticos. Tan solo hay que buscarlas y confirmar que en verdad lo hacen. No están tan lejos como piensas y, seguramente que en tu propia ciudad hay de este tipo de comercios.

Reinventa tu ropa

La moda vintage no es solo para muebles. Puedes reinventar prendas que estén pasadas de moda o de las cuales te hayas aburrido. Y con un poco de creatividad, rediseñarlas y transformarlas en prendas nuevas. Añadiendo algún detalle diferente, cambiándoles el color, o si se te da bien la costura, pues las opciones son infinitas.

alternativas-tiendas-fast-fashion-istock5

Echa un vistazo por Internet y encontrarás miles de ideas para aprovechar tu vieja ropa y hacer de ellas prendas alucinantes para vestir sin gastar dinero.

Piensa que muchas de estas alternativas para evitar comprar en tiendas de fast fashion nos permite ahorrar pero, además, resulta que estaremos preservando el medio ambiente, lo cual agradeceremos nosotros mismos y también nuestros hijos.

Te puede interesar:

Galería de imágenes 5 trucos y alternativas para evitar comprar en tiedas de fast fashion

ModaEllas.com

También te puede interesar